domingo, 7 de marzo de 2010

Material vs. Personal.



En estos días donde las posesiones materiales parecieran ser el único objetivo por el cual las personas luchan en su diario vivir, es difícil encontrar a gente que realmente te valore no por lo que tienes, sino por lo que eres. Cada vez más, tenemos la tendencia a ser un poco más superficiales en cuanto a nuestros gustos, es decir, nos atraen mas los rasgos físicos de una personas, muchas veces estos rasgos son dictados por los medios de comunicación y de información colectiva quienes dictan "las modas" y también definen que es lo socialmente aceptado para ser considerado atractivo.Pocas veces pensamos en darle el valor que realmente se merece una persona como tal, muchas de las relaciones entre dos personas se dan solo por simple atractivo físico, o peor aún, por la cantidad de cosas que el otro te pueda ofrecer a cambio de tu cariño y amor.Pienso que cada persona tiene tanto valor que es una gran responsabilidad para otra el saber como cuidar de tal cantidad de ello, cada persona es similar a un tesoro del cual muchas veces se subestima su verdadero valor y caemos en el triste juego de estar con alguien para pasar un simple rato o en el peor de los casos solo una fría noche, buscamos a una "pareja" (si es que cabe ese termino), solo para algo pasajero, algo carnal o simplemente algo vano, pero nunca nos damos a la tarea de realmente ver a través de los ojos de alguien y lograr enfocar el alma en lugar de la cascara externa que todos tenemos, el verdadero valor de una persona radico no tanto en cuan atractivo sea o cuanto dinero tenga, sino mas bien en su verdadero ser interior, en sus valores, su actitud ante la vida y la disposición ante los problemas y de como afrontarlos de manera de no dejarse vencer a la primera. La cantidad de amor cariño (términos exactamente iguales en significado) no necesariamente se mide en que tantas cosas regales al otro, más bien, el respeto la estima y sobre todo la firmeza en los sentimientos que se desarrollan hacia otra persona (que no se desaparezcan de un pronto a otro y sin razón alguna y aparente) son simplemente (a mi parecer) los ingredientes y requisitos primordiales e indispensables para ser feliz a la par de alguien, pienso que la belleza física y los bienes materiales son cosas realmente pasajeras en este mundo, lo que en verdad queda de nosotros después de muertos es nuestro legado y el aporte que hacemos en los corazones de la gente cercana y la no tan cercana a nosotros, saber vivir pacientemente y esperar a que la persona ideal llegue, es mil veces preferible a solo estar con alguien por simplemente pasar un rato, nos permitirá ser verdaderamente felices y nos alejara del gran común de gente "vacía" de estos días.

2 comentarios:

Lonchi dijo...

Yo creo k no todas las personas son valiosas. Se k suena hijuepu... pero esk d verdad hay gente cruel y mezquina que no aportan ningun valor a nada ni nadie.
Afortunadamente esa son la minoria y la gran mayoria es todo lo contrario. La buena noticia esk descubrir lo valioso en otras personas siempre depende de uno mismo, NO d los demas.

Alvaro dijo...

Tiene toda la razón.

Saludos,